Soluciones contra la sensibilidad para víctimas silenciosas

De: Susanna E. Scherer R.D.H., B.S.D.H.

Fecha: Julio 2021

Existen pacientes que asumen que es normal sentir sensibilidad en los dientes cuando comen o beben algo caliente o frío. Si creen que esto es verdad, a menudo no reportarán sentir sensibilidad. Sin embargo, como profesionales de la salud dental sabemos que la hipersensibilidad de la dentina es una condición común que puede interferir con la calidad de vida de nuestras y nuestros pacientes. Es importante identificar a quienes sufren en silencio de hipersensibilidad de la dentina para brindarles soluciones de alivio.

Identificar a las víctimas silenciosas

Debido a que algunas personas creen que la sensibilidad es normal, responden que no cuando se les pregunta si tienen algún problema. Al evaluar la salud dental de sus pacientes es importante hacer preguntas que vayan más allá de "¿Tiene usted algún problema el día de hoy?"

Además de preguntarles a sus pacientes si tienen algún problema específico, hágales preguntas acerca de la hipersensibilidad de la dentina. Por ejemplo, "Qué gusto que no esté experimentando ningún problema. ¿Existe algún alimento que usted evite o se ha dado cuenta de que mastica de un lado de la boca para evitar sentir dolor?" o "¿Experimenta usted algún tipo de sensibilidad dental? Cuáles son los detonantes de esa sensibilidad?" Hablar más acerca de la revisión de salud dental nos ayudará a identificar a pacientes que sufren en silencio.

Descubrir las causas de origen

Para poder brindar soluciones, lo primero que debe hacer es identificar la causa de la sensibilidad. Dentistas e higienistas dentales pueden trabajar de forma colaborativa para determinar la causa de la sensibilidad.

El o la higienista dental puede comenzar identificando los productos de cuidado de la salud bucal que su paciente esté usando, buscar señales de abrasión, de erosión, de apretar o de rechinar los dientes, hablar sobre su dieta y tomar radiografías. Es necesario que el o la dentista realice un examen integral para descartar otras posibles causas de la sensibilidad y poder hacer un diagnóstico por exclusión.

Soluciones para la sensibilidad

Después de hacer un diagnóstico de hipersensibilidad de la dentina, usted podrá ofrecerles a sus pacientes soluciones inmediatas y continuas para combatir el problema. Una solución simple es pedirles que cambien el tipo de crema dental que usan. Las víctimas silenciosas se sorprenderán por cuán mejor se sentirán después de tan solo 2 semanas de usar una crema dental para la sensibilidad.

Las y los pacientes que aprietan y rechinan los dientes podrían requerir de consultas adicionales con su dentista para poder tomarles las medidas para un protector de mordida. Anime a sus pacientes a llevar su protectores de mordida a cada visita preventiva para cuidados del aparato y para que su dentista pueda asegurar que todavía les quede correctamente.

Hay pacientes a quienes les hará bien un tratamiento en el consultorio, por ejemplo con un barniz de flúor o un suero desensibilizante. Los sueros desensibilizantes también se los puede dar a sus pacientes para que se los lleven a casa y los usen para un alivio continuo.

Tratar la erosión por ácidos quizá no tenga un efecto positivo inmediato, pero evitará daños adicionales. Quizá sea necesario educar a sus pacientes acerca de sus dietas para ayudarles a que reduzcan su consumo de alimentos y bebidas ácidos y así evitar este tipo de erosión. Su paciente podría necesitar que le transfieran a su médico de cuidados generales si tienen una enfermedad no diagnosticada o sin tratamiento, como por ejemplo reflujo ácido o bulimia.

Conclusión

Identificar a las víctimas silenciosas es un gran cambio en la forma en que un equipo dental brinda sus cuidados. Las y los pacientes se asombrarán por su enfoque proactivo para investigar una condición que creían una parte normal de sus vidas. Al final, sus pacientes apreciarán de verdad los pasos que usted tome para mejorar su calidad de vida.