Cómo hacer pacientes alegres de pacientes con sensibilidad

De: Mandy Dennis, RDH

Fecha: Julio 2021

¿Un artículo más sobre la sensibilidad? ¿Le pasa a menudo que ve un artículo sobre la sensibilidad y sigue leyendo con normalidad, como si solo fuera uno más? ¿Será posible que la razón por la que se siguen escribiendo tantos artículos al respecto es que en realidad no estamos tratando el problema? A menudo nos enfocamos en la sensibilidad como un todo en lugar de dirigirnos al origen mismo del problema. Hablar con cada paciente sobre las soluciones que no han funcionado en el pasado nos ayudará a encontrar una solución para el futuro.

¿Por qué está ahí?

He visto a un número tan alto de pacientes que han dicho que tienen dientes sensibles.Y en ocasiones esto lo han dicho como una afirmación general, casi como decir "Tengo el cabello café".¿Qué si pudiéramos cambiar eso? ¿Qué si pudiéramos aprender más sobre cada paciente, identificar a quienes tienen sensibilidad, pero no lo mencionan, y ayudarles con productos excelentes que les permitan vivir sus vidas cotidianas sin sufrir por la sensibilidad dental?

El dolor por hipersensibilidad de la dentina aparece porque la dentina se ve expuesta por estímulos químicos, térmicos, táctiles u osmóticos que no se pueden explicar como parte de ningún otro defecto o enfermedad dental.Es nuestra responsabilidad ayudar a identificar y después reducir o eliminar este problema doloroso para cada paciente. Tenemos que hablar con ellos y ellas y hacerles preguntas, ya que a menudo simplemente viven con el problema sin mencionárnoslo.

¿Su paciente tiene la dentina expuesta por la enfermedad de las encías o por el tratamiento? ¿Se cepilla con fuerza los dientes? ¿Tiene hábitos que contribuyen a una dentina expuesta? Una vez, tuve un paciente que estaba empezando a presentar encías retraídas por picarse nerviosamente el margen gingival de su diente, lo cual llevó a una sensibilidad de la dentina, que quedó expuesta, resultando en túbulos dentinarios abiertos. Una vez identificado el problema y detenido el hábito, pudimos encontrar soluciones para resolver el problema ocasionado. Esta sensibilidad no solo requiere de una dentina expuesta, sino también de túbulos dentinarios abiertos. ¿Su paciente suele consumir productos altamente ácidos, chupar limones o dulces ácidos o tiene un desorden alimenticio y vomita? Los ácidos ocasionados por estas actividades pueden eliminar la capa del barrillo dentinario ("smear layer"), contribuyendo a túbulos dentinarios abiertos en la dentina ya expuesta, además de que estos ácidos están asociados al desgaste erosivo que también conduce a una dentina expuesta.

¡Necesito alivio ahora!

Muchas y muchos de nuestros pacientes experimentan sensibilidad por estímulos mecánicos o agua o aire fríos, lo cual es muy problemático cuando vienen al consultorio dental. Existen sueros desensibilizantes que brindan alivio 1 minuto después de ser aplicados. Algunos contienen arginina y una tecnología de carbonato de calcio. Estos ingredientes se depositan en las superficies expuestas de la dentina para causar una oclusión de los túbulos. Los sueros tienen excelentes resultados en el consultorio antes de los cuidados dentales y se los puede dar a sus pacientes para que se los lleven a casa. Usar un suero para dientes sensibles antes de administrar los cuidados rutinarios de prevención hace que el tratamiento sea más cómodo para las y los pacientes y puede ayudar a que vuelvan de forma regular, en lugar de quedarse en casa por miedo al dolor por sensibilidad que han sentido tantas veces al recibir los cuidados de rutina. Muchos consultorios también han optado por darles estos sueros a sus pacientes para que se los lleven a casa y los usen cada que los necesiten.

Darles a sus pacientes productos de uso regular también es otra opción para ayudar a reducir la sensibilidad. Varios de estos productos tienen una eficacia comprobada para la reducción de la sensibilidad y ayudan a remineralizar las caries de las raíces. Puede guardar reservas de estas cremas dentales de venta con receta en su consultorio para venderlas a sus pacientes, o bien darles una receta que puedan usar en sus farmacias locales.

Aunque en algunos casos podría ser difícil tener conversaciones sobre productos, recibir sugerencias y ayuda por parte de sus colegas siempre es buena idea.

Conclusión

La sensibilidad no tiene que ser un tema de conversación monótono. Sin embargo, debe ser un tema constante. Los hábitos nuevos ocasionan problemas, lo cual lleva a conversaciones nuevas. Es importante que conozcamos los productos que hay disponibles para cada paciente, de manera que podamos ayudarles a aliviar la sensibilidad tanto ahora como en el futuro.