Cómo mantener un ambiente seguro en el consultorio odontológico y brindar tranquilidad durante la pandemia de COVID-19

De: Natalie Bradley

Fecha: Octubre 2021

Con la pandemia actual, muchos consultorios odontológicos han estado cerrados o han atendido de manera virtual solamente. En este momento, cuando la vida trata lentamente de acomodarse a la “nueva normalidad” y las escuelas, los comercios y otros negocios están comenzando a abrir nuevamente, ¿cómo planeas volver a atender de manera segura?

Comunicación con tus pacientes

Antes que nada, es vital mantener la comunicación con nuestros pacientes. Es posible que tengamos pacientes que se encuentren en mitad de un tratamiento o que hayan tenido una emergencia durante el confinamiento. Estos pacientes pueden estar, justificadamente, ansiosos por recibir atención odontológica.

Mantén abiertos los canales de comunicación por teléfono, actualizando la página web de tu consultorio o a través de las redes sociales. Esto resultará útil no solo para ayudar a priorizar a las personas que se deben atender en primer lugar, sino que también ayudará a manejar las expectativas de tus pacientes con respecto a la reapertura. Un video del recorrido de un paciente desde que llega al consultorio puede ser una excelente manera de mostrar las medidas de distanciamiento social que has implementado o el equipo de protección personal que estarás usando ahora.

Cumple los procedimientos y políticas

De acuerdo al lugar donde te encuentres, habrá guías locales o nacionales que deberás adoptar en tu propio consultorio para la seguridad tanto de tu equipo como de tus pacientes.

La gran cantidad de documentos normativos de distintas fuentes que circulan, y sus diferencias, pueden causar confusión. Asegúrate de seguir las recomendaciones y las normas de las organizaciones nacionales y locales cuando implementes protocolos y procedimientos en tu consultorio.

Trabajo en equipo

Cuando comiences a atender en el nuevo mundo que nos presenta la COVID-19, es probable que haya una larga lista de pacientes que esperan tratamiento odontológico. Con las medidas de distanciamiento social, las limitaciones a la cantidad de personas presentes en tu sala de espera y los cambios en la gestión de la atención que se deben implementar, es poco probable que puedas atender a la misma cantidad de pacientes que antes de la pandemia. Es posible que debas espaciar a los pacientes y reducir la cantidad de personas que atiendes para poder implementar estos cambios. Modificar los procedimientos también puede requerir más tiempo, por ejemplo, usar instrumentos manuales en lugar de dispositivos que generan aerosoles.

Esto puede aumentar la demanda de turnos y, por lo tanto, será muy importante combinar las aptitudes y la colaboración entre los odontólogos y cada integrante del equipo. Los higienistas dentales podrían dar consejos preventivos de manera virtual a tus pacientes; tanto los odontólogos como los higienistas dentales podrían aprovechar las consultas virtuales para clasificar a los pacientes y atenderlos mediante teleodontología y los auxiliares de odontología podrían evaluar a los pacientes tanto de manera remota como al llegar al consultorio. Todas estas actividades ayudan a liberar el tiempo disponible para las citas presenciales.

Volver al consultorio será una transición para ti y tu equipo y llevará tiempo. Es importante no acelerar los procesos, tomarse este tiempo y brindar al equipo y a los pacientes la tranquilidad de estar trabajando de manera segura.